Veggoa Natural Food - Transformando la Salud y el Mundo a través de la Alimentación

vista-superior-arreglo-comida-deliciosa

Alimentación Macrobiótica

Cuando de alimentación se trata, muchas son las dietas de las que se hablan para llevar una vida saludable, en este caso, hablaremos de la alimentación macrobiótica, la cual es un tipo de alimentación basada en la medicina china y el budismo zen, donde salud es sinónimo del equilibrio yin (frío y oscuro) y yang (caliente y luminoso), que se encuentran presentes en toda la naturaleza. 

Este tipo de alimentación, la trajo consigo al continente europeo el filósofo japonés George Ohsawa en los años 30, luego, las enseñanzas macrobióticas a América Latina por los años 50, donde luego pasó a ser difundida por sus discípulos. 

La dieta de la alimentación macrobiótica divide los alimentos en dos:

1. Alimentos Yin: son los alimentos de energía fría, dispersante y debilitante como el alcohol, el azúcar, la miel, verduras, frutas, entre otros.

2. Alimentos Yang: son los alimentos de energía caliente, tonificante y contractiva, como la carne, la sal, cereales, pescados, legumbres, etc.

Principios Básicos de la Alimentación Macrobiótica.

El objetivo final de este método, enseñanza o alimentación, es brindar la mayor libertad posible al cuerpo, para ello, se requiere también de mucha concentración y seguir una serie de principios básicos para alcanzarla:

1. Comer tan sólo cuando se tiene hambre y sólo la cantidad necesaria.

2. Tomar alimentos provenientes del medio en el que se vive y de temporada.

3. Evitar tomar demasiadas cosas extremadamente Yin con el fin de favorecer la fortificación del sistema nervioso autónomo.

4. Tomar alimentos lo menos manipulados posible.

5. Masticar concienzudamente cada bocado y discernir en cada caso por qué se come.

Características y dieta de la alimentación macrobiótica.

1. Los cereales integrales son el 50 % del total de los alimentos diarios: arroz, mijo, trigo, avena, cebada, cuscús, centeno, trigo sarraceno y maíz.

2. Las hortalizas y vegetales cocidos abarcan el 25 % de la ingesta diaria.

3. Se toman una o dos tazas de sopa al día ya sea de miso o tamari (salsa de soja), a las cuales se le añaden normalmente vegetales o algas.

4. Las legumbres deben consumirse hasta un 15% del total de la comida del día.

5. Con respecto a las proteínas animales, se permite comer pescado blanco dos veces a la semana, y solo están permitidas las carnes de pollo y pavo de manera excepcional, ante algún compromiso.

6. Huevos: solo los fertilizados y uno cada diez días.

7. Frutas: como ideal se debe tomar fruta cocida o seca, a veces frescas, siempre y cuando se goce de buena salud.

8. Bebidas o líquidos: siempre después de las comidas, pero nunca durante. Se debe beber de a sorbos.

10 Alimentos que deben evitarse:

1. Las carnes rojas.

2. Las grasas animales.

3. Productos lácteos.

4. Azúcares.

5. Los tomates, las berenjenas y las patatas.

6. Frutas: las tropicales y los zumos.

7. Condimentos y especias fuertes y picantes.

8. Alimentos refinados.

9. Todos aquellos alimentos que hayan sido cultivados con abonos químicos.

10. Todos aquellos alimentos con conservantes y colorantes añadidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *